“El verdadero milagro no es caminar sobre el agua o caminar en el aire, sino simplemente caminar sobre esta tierra.”
(Thich Nhat Hanh)

«Este es uno de los viajes más sorprendentes que cualquier viajero puede hacer y a partir del cual muchas personas han cambiado su forma de ver la vida. Es un viaje al pasado, donde el tiempo parece haberse detenido. India es el país del color intenso, del aroma extremo, de sabores picantes, de contrastes profundos  y una cultura milenaria sorprendente para nuestra civilización.

Nepal es espiritualidad, allí conviven de forma pacífica multitud de religiones y castas, perviven oficios artesanos que se transmiten de padres e hijos. Muy respetuosos con las tradiciones, es norma imprescindible descalzarse antes de entrar a una casa o edificio religioso y rodear los templos en el sentido de las agujas del reloj»

Maribel, Marta y Laura

India

Taj Mahal

Obra cumbre de la dinastía mongol, cuya traducción sería Corona de los palacios está considerado como uno de los más bellos edificios del mundo. Fue levantado en Agra, a orillas del rio Yamun, en el Estado de Uttar Pradesh al norte de la India, en el siglo XVII por iniciativa del emperador Shah Jahan en memoria de su esposa Muntaz Mahal, que falleció al dar a luz a su decimocuarto hijo. Aunque el mausoleo es la parte más conocida, el Taj Mahal es un complejo de edificios amurallado que incluye una mezquita, casa de invitados y  jardines.

Este conjunto arquitectónico combina elementos de arquitectura persa, islámica, india e incluso turca, se necesitaron 22 años y 20.000 obreros para finalizar este monumento universalmente conocido por la historia de  amor que va unida a su construcción. Fue reconocido Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983 como la joya del arte musulmán en India. Totalmente recubierto de mármol blanco, se dice que puede adquirir más de diez tonalidades de colores distintos dependiendo de la hora del día y la incidencia de la luz sobre él.


Amber Fort

Palacio Fortaleza situada a 11 km de Jaipur en el estado de Rayastán.  El Fuerte Amber es una de las siete maravillas de la India, una imponente fortaleza situada sobre una escarpada colina. Es un complejo donde aparecen templos, palacios, jardines y enormes salones adornados. El atractivo principal de la visita al Fuerte es la oportunidad de subir en elefante hasta la entrada principal. Decorados con pinturas tradicionales es una experiencia única que ningún viajero debe perderse.

En este palacio se refugió el emperador Shah Jahan cuando falleció su esposa Muntaz Mahal mientras se realizaban las obras del Taj Mahal.

Hawa Mahal

 Palacio de los vientos, construido en 1799 por el marajá Sawai Pratap Singh y situado en una calle de Jaipur es un majestuoso edificio de cinco plantas, que servía como extensión de la cámara de mujeres del harén y su función era la de permitirles observar la vida cotidiana sin ser vistas. Las dos plantas superiores dibujan la cola de un pavo real, animal con valor simbólico en la India. El acceso a pisos superiores se hacía a través de rampas, ya que no hay escaleras. Cuenta con casi mil ventanas y celosías, el viento que circulaba a través de ellas permitía que el palacio estuviera fresco incluso en verano y precisamente ese viento fue el que dio nombre a este monumento, que a diferencia del resto de palacios no está rodeado de jardines, sino en el centro de la ciudad. Aunque actualmente se conserva poco más que la fachada, se considera el máximo exponente de la arquitectura rapjut y símbolo de Jaipur.

Gurdwara Bangla Sahib

Este templo Sikh es el principal de la ciudad de Nueva Delhi, situado cerca de la Connaught Place, originariamente fue un palacio conocido como Jaisinghpura, propiedad del rash Jai Singh. Impresiona su cúpula dorada y el inmaculado blanco del mármol de su fachada. El complejo incluye un templo, cocina, un estanque, una escuela y una galería de arte. El pavimento que rodea al estanque esta realizado con dibujos geométricos de vivos colores y rodeado de columnas. El agua del pozo es considerada curativa, ya que durante la epidemia de cólera que asoló la ciudad en el siglo XVII, el gurú Har Krishan, ayudó a los afectados ofreciéndoles ayuda, por eso se ha convertido en un centro de peregrinación no solo para los sijs sino también para los hindúes. Es obligatorio descalzarse y ponerse un pañuelo naranja para entrar al templo.

Templo de Khajuraho

Es el mayor conjunto de templos hinduistas que se conservan en la India, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Todo el complejo está amurallado y tiene ocho puertas de entrada cada una de ellas flanqueada por dos palmeras. Gracias a su localización, alejada del rio Ganges, este complejo consiguió sobrevivir a la destrucción masiva de templos hinduistas por el imperio mogol musulman y quedaron ocultos bajo la vegetación. Aunque se creen que originariamente este conjunto se componía de 80 templos, solo se conservan 22 en perfecto estado. Redescubiertos en 1838 por el capitán Burt, ingeniero del ejército británico, estos templos están construidos sobre plataformas elevadas para facilitar el paseo ritual de los visitantes alrededor de cada uno de ellos, antes de entrar a rezar. Se distinguen 5 tipos diferentes de esculturas: florales y geométricos en techos y molduras y decoración de columnas, escenas de vida cotidiana, animales situados en molduras exteriores e inferiores. Dioses y diosas situadas al fondo del templo son el cuarto grupo y la gran incógnita: el quinto grupo de esculturas con motivos eróticos. Algunos creen que se hicieron con un motivo educativo para enseñar el Kamasutra y otros como homenaje al matrimonio entre Shiva y Párvati.

Nepal

Templo de Pashuapatinah

Situado a orillas del río Bagmati, en la parte oriental de Katmandú, capital del Nepal, es uno de los más importantes templos hinduistas de Shiva y según los creyentes es la sede de la deidad Pashupatinath fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979 junto al resto del Valle del Katmandú. Tambien denominado el Templo de los Seres Vivos, aloja el sagrado shivalingam (falo de Shiva) y miles de peregrinos de todo el mundo vienen a rendirle homenaje. Durante mucho tiempo solo los hinduistas de nacimiento podían entrar al templo, actualmente estas normas se han relajado y si puedes alcanzar los escalones sin obstáculos se considera que se encuentra bajo la gracia amorosa de Rudra.

Los sadhús son santones célibes que se dedican a la vida contemplativa, siguiendo el camino de la penitencia y austeridad para obtener la felicidad e iluminación renunciando a los placeres terrenales. Llevan un tridente simbólico y se pintan tres rayas de ceniza en su frente para representar los tres aspectos de Shiva en su búsqueda asceta para destruir las tres impurezas (egoismo, acción con deseo y el maya). Las túnicas color azafrán simbolizan que han sido bendecidos con la sangre fértil de Parvati, la consorte de Shiva.

Stupa de Swayambhunat: Katmandú

La rueda de las oraciones, es una rueda cilíndrica montada sobre un eje y construida en metal, madera, cuero o algodón en bruto. En la superficie exterior se encuentra escrito el mantra Om mani padme hum, que es la vibración resonante que ayuda a que un ser humano capture las energías positivas, este mantra produce un efecto calmante que permite a uno domar, abrir y desarrollar la mente, el mismo que recitar plegarias. Tantos los monjes como todos los turistas acuden por la mañana y por la noche dando una vuelta en el sentido de las agujas del reloj mientras hacen girar las ruedas de oración repujadas con el mantra sagrado.

Bhaktapur




Situada en el valle del Katmandú, fundada en el siglo XII por el rey Ananda Deva Malla fue capital de los rajás Malla y dominó política y económicamente todo el Nepal hasta el siglo XVI. Edificada en forma de triangulo formado por los tres templos del dios Ganesha, está organizada como corresponde a la planificación newari: una plaza central con pozo o fuente pública y un altar religioso permanente y los barrios situados en torno a esta plaza. Al ser ciudad de paso en la ruta India-Tibet, cobraban impuestos y peajes a los comerciantes y de esta forma se impulsó la prosperidad económica y cultural, desarrollando un estilo propio de construcción: las pagodas, que se extendieron desde el Tibet a Japón.

Rio Trishuli

El nombre de este rio, proviene de trishula, que es el tridente que posee Shiva, la leyenda cuenta que este dios de los hindúes presiono su tridente en la tierra cerca de los lagos de Gosainkunda para crear tres fuentes, una de ellas este rio.  Gracias a su proximidad a Kathmandú y su fácil acceso es una de las excursiones más solicitadas por los viajeros al Nepal, uno de los rios más importante de Nepal, donde los aficionados practican el rafting. Sus barrancos, gargantas y rápidos solo son navegables entre enero y mayo y octubre y diciembre

Tu opinión nos importa, deja tu comentario. Si te ha gustado no te olvides compartir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *