“La simplicidad es la llave de la elegancia” (Coco Chanel)

Firma Invitada: Mercedes Ruiz

El fondo de armario lo componen las prendas básicas que debemos tener, que serán la base de nuestros estilismos y que nos permitirán salir de un apuro en un momento determinado.

Estas prendas no tenemos porque comprarlas en un día y la mayoría de ellas son intemporales: no pasan de moda y podemos utilizarlas en cualquier estación del año.

Tampoco es imprescindible hacer un gran desembolso, podemos ajustarnos a todos los bolsillos, hay que recordar que no por gastar más, vamos mas elegantes, el estilo se consigue conociendo nuestro cuerpo y adaptando a él tanto la moda como el presupuesto del que disponemos.

Pongamos orden

Para una perfecta «limpieza», imprescindible sacar todo (digo todo) de nuestro armario. Después analizar cada prenda y formar tres apartados:

  1. Cada pieza con la que te sientas cómoda, guapa y refleje la imagen que deseas transmitir.
  2. Todo lo que no te convence, por que crees que no te favorece, o no es de tu estilo… lo reservarás por si pudiera tener una segunda oportunidad (volverás a revisarlo en la siguiente temporada y entonces decidirás que hacer)
  3. Las prendas o piezas de las que quieras desprenderte con seguridad, porque no te gustan, no te hacen sentir guapa o están deterioradas (dónalas, véndelas o tíralas).

Vamos a elegir

Todas tenemos unos colores preferidos, que nos distinguen y nos caracterizan.

  • Elige tres colores neutros, que serán la base, dos colores con los que te encuentren muy favorecida y dos ó tres más que sumaran personalidad a tus looks. Importante: los colores elegidos deberán combinar entre sí y resultar adecuados  también para tu actividad profesional.
  • Selecciona las prendas y complementos que ya decidiste conservar, teniendo en cuenta que combinen entre si y se adapten a tu estilo de vida.
  • Prepara tu lista de la compra con aquellas prendas o complementos que te faltan. (Te sugerimos dos o tres partes superiores por cada parte inferior y calzado y bolsos de distintos estilos)

Los 10 básicos

LBD (Litle Black Dress)

Su pionera, Coco Chanel, realizó el primer boceto del vestidito negro (del francés petite robe noire) en 1926. Vestido de cocktail negro por excelencia, lineas rectas, largo hasta la rodilla, con tirante ancho o manga a la sisa. Fácil de combinar.

Para primavera y verano ampliamos la paleta de colores a blanco y color nude.

Traje de chaqueta negro

Puede ser de falda tubo o pantalón recto. Bien confeccionado y en tejido de calidad (no olvidemos que será una buena inversión para algo duradero).

Juntos o por separado y combinados con tops de colores podemos conseguir diferentes looks con solo dos prendas.

Blusa blanca

Data del siglo XV y Carolina Herrera es una de las gurús de la camisa blanca básica.

Con cuello joya, transparencias, manga francesa, con lazo, etc., etc., etc., en tejido de seda, lino, algodón, se convierte en una de las prendas imprescindibles en un fondo de armario.

Pantalón pitillo

O skinny jean, en color blanco, negro o rojo, otro imprescindible que no puede faltar en nuestro armario, por su comodidad y versatilidad.

Pantalón vaquero

Inventado por Jacob Davis y Levi Strauss & Co. en 1871, el vaquero nunca pasa de moda y bien combinado, podemos conseguir desde un look informal a uno más elegante.

Vestidos

Es una de las prendas más frescas y favorecedoras, En tejido estampado o de colores neutros y por supuesto blanco. Largo, midi o corto, es un must del que no debemos prescindir.

Tops

En colores pasteles y neutros fácilmente combinables con faldas y pantalones. Completa el look con maxi collares para dar un toque mas sofisticado.

Rebeca tipo pretty

Llamada así por la protagonista de «Rebeca», película dirigida por Alfred Hitchcock en 1940.

Chaqueta femenina de punto, sin cuello, abrochada por delante, y cuyo primer botón está, por lo general, a la altura de la garganta. En colores neutros te dará mucho juego.

Calzado

Bailarinas: Su nombre viene de las zapatillas de ballet que fabricaba la firma Capezio. La actriz Audrey Hepburn las puso de moda en los 50 y es uno de los calzados icónicos y más básicos de la maison francesa Chanel, con la puntera a contraste. Estampadas, lisas, con pedrería, lazos, hebillas… es el calzado ideal tanto por su comodidad como por su versatilidad para combinarla con cualquier look.

Sandalia o zapato de salón: con tacón, ideal para noche y celebraciones.Te aconsejamos que inviertas en unos negros y otros nude, te combinaran con todo.

Complementos

Un maxi bolso en tonos claros, una cartera para la noche y accesorios dorados un básico que no pasa de moda y de plena actualidad.

Un par de pañuelos de cuello o foulard con estampados neutros, que te permita combinar.

Tu opinión nos importa, deja tu comentario. Si te ha gustado no te olvides compartir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *