«Apaga el gris de tu vida y enciende los colores que llevas dentro» (Pablo Picasso)

La cromoterapia es un método de armonización y de ayuda a la curación natural de ciertas enfermedades por medio de los colores. Los colores corresponden a vibraciones que tienen velocidades, longitudes y ritmos de ondas diferentes. Estos ejercen una influencia física, psíquica y emocional de la que nosotros no somos conscientes  y que permite a nuestra energía vital facilitar la autosanación.

El cuerpo humano tiene una vibración concreta al estar sano y otra distinta al enfermar, por lo que aplicando luz de colores específicos (vibraciones específicas) ayudamos al cuerpo a recuperar su estado de salud.

La cromoterapia y la helioterapia (terapia por medio de los rayos del sol) fueron muy importantes en la práctica de la medicina tradicional de las grandes culturas. Existen referencias al uso del color con fines terapéuticos en prácticamente la totalidad de culturas que han existido. En Mesopotamia, las enfermedades eran tratadas con hierbas, masajes y colores, en Persia y Egipto existieron cultos a la luz y los colores.

En la China Imperial fue donde se comenzaron a usar tratamientos concretos basados en el color, pero no fue hasta finales del siglo XIX cuando los científicos occidentales se interesaron en investigar las capacidades curativas del color.

La Cromoterapia moderna se basa en los estudios del Doctor Dinshah Ghadiali, que en 1933 publicó una enciclopedia de 3 tomos con los tratamientos por combinaciones del color para 316 enfermedades.

cropped-cropped-bolas-colores

La cromoterapia es una terapia natural muy suave y sin efectos secundarios, que puede aplicarse a cualquier persona. Sus resultados suelen notarse a partir de los 15 días de tratamiento y se verán potenciados si la combinamos con otras terapias alternativas.

Es fundamental conocer ampliamente las características de cada color y las necesidades de cada persona para aplicar correctamente esta terapia:

Existen diferentes formas para aplicar la Cromoterapia, algunas son de uso doméstico y podemos utilizarlas de forma habitual. De nuestra capacidad receptiva y  de la motivación al tratamiento dependerá que el efecto al tratamiento sea el máximo.

  • Luz coloreada: Baños de luz mediante el uso de bombillas coloreadas o filtros  para aplicar el color adecuado.
  • Telas coloreadas: Cubriendo el cuerpo con telas naturales del color adecuado en función del efecto que queremos conseguir, recibimos baños de luz solar que llegan a nosotros filtrada por la tela.
  • Alimentación cromática: Los alimentos no solo tienen un color específico, sino que todo él se encuentra cargado con las propiedades del color mostrado. Este tipo de alimentación consiste en introducir en la dieta el mayor número posible de alimentos del pigmento elegido.
  • Cromopuntura: Es la aplicación de haz de luz coloreada en los puntos de acupuntura elegidos.
  • Meditación: Podemos visualizar el color deseado para mejorar nuestras dolencias e incorporarlas en nuestra vida.
  • Decoración: De todos es sabido que la utilización del color en construcción y decoración de interiores favorece un determinado estado de ánimo.

Tu opinión nos importa, deja tu comentario. Si te ha gustado no te olvides compartir.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *